La gran industria alerta del impacto de la subida de los precios de la luz en su competitividad

Fuente: www.elperiodicodelaenergia.com

La Asociación Española de Empresas de Gran Consumo de Energía (AEGE) ha alertado de la amenaza que supone el encarecimiento de los precios eléctricos en los últimos días sobre la competitividad y para el conjunto de la economía del país.

La asociación ha explicado a través de un comunicado que las industrias electro intensivas son “extremadamente” sensibles al coste del suministro eléctrico, que llega a suponer desde un 10% hasta un 50% de los costes de producción.

Por ello, según estas empresas, la subida de los precios conlleva una pérdida real de la competitividad industrial que, de prolongarse en un futuro, algo “previsible”, podría amenazar el futuro de su negocio, ya que, pese a que comercializan sus productos en mercados internacionales, la electricidad que consumen se comercializa en el local o regional.

Según la patronal, la brecha competitiva del mercado eléctrico mayorista en España conllevó el pasado año un sobrecoste estimado de 450 millones de euros con respecto a Alemania. En lo que va de año, la situación todavía habría empeorado más debido a un precio de ocho euros el megavatio por hora (MWh) superior al de hace un año.

Situación desigual con el resto de Europa

Además, el diferencial del precio final que paga la industria en España con respecto a Alemania y Francia se ve incrementado por la disminución del 40% de la retribución del servicio de interrumpibilidad y por la ausencia de los distintos mecanismos de compensación existentes en estos países, como la compensación de cargos de financiación de renovables o de los peajes de acceso.

Para ellos, el encarecimiento del precio del mercado eléctrico se debe a las ofertas que se realizan por parte de los generadores marginales, que trasladan los incrementos de costes de los combustibles y de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2), principales causantes de la escalada de los precios este verano, que, a su vez, no se ven contrarrestados por la producción renovable.

Por todo esto, AEGE considera urgente un cambio de modelo que iguale las condiciones del suministro eléctrico en España con la de los principales competidores europeos para conseguir una mejora de la competitividad, fomentar los contratos a largo plazo a precios competitivos, implementar mecanismos de compensación y consolidar el servicio de interrumpibilidad.

Para la asociación, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética debería reconocer el estatus de consumidor electro-intensivo para igualar las condiciones que disfrutan franceses y alemanes. Mientras tanto, en el corto plazo, solicita la aplicación de las medidas compensatorias, contempladas en los PGE de 2018, por costes adicionales incurridos por las industrias electro-intensivas.

Print Friendly, PDF & Email