España marca la electricidad más cara de Europa durante el mes de junio

o_1476900851Fuente: www.elperiodicodelaenergia.com
El mercado eléctrico español, junto al portugués, se han ganado a pulso ser los más caros de Europa durante el mes de junio. La escasez de lluvias en lo que va de año, la poca eólica, normal por esta época y la escasa fotovoltaica en el mercado han hecho funcionar las centrales térmicas a destajo, y con ello, tener un precio de la electricidad caro.

Este mes de junio, el ‘pool’ ibérico ha sido el mercado con la electricidad más cara del Viejo Continente. Concretamente, el precio de la electricidad en España ha marcado los 50,25 euros MWh mientras que en Portugal lo ha hecho un céntimo más caro.

Solo Italia se les puede acercar un poco al quedarse en los 48,7 euros MWh, pero el diferencial con el resto de mercados europeos es importante, según los datos del consultor Francisco Valverde.

mes-de-junioPor ejemplo, España es 20 euros MWh más caro que Alemania (30 euros MWh). En el caso de Francia y Bélgica es más de 17 euros MWh o siete euros MWh más caros que el Reino Unido. Frente a los países nórdicos, España tiene el doble de precio.

Estos 50 euros MWh marcados de precio medio durante el mes de junio no es un precio desorbitado si se compara con otros meses de junio. Por ejemplo, tanto en 2015 como un año antes, el precio del pool fue más alto. Sin embargo, son 11,3 euros MWh más caro que el ejercicio de 2016, cuando se tocaron los 38,9 euros MWh.

El incremento de la demanda por la fuerte ola de calor hizo que los precios aumentaran, pero no en demasía. El día más caro de este junio fue el pasado 21 cuando se alcanzaron los 56,87 euros MWh. El más barato fue el día 4 cuando se alcanzaron los 42,87 euros MWh. Durante 15 días el pool ha marcado por encima de 50 euros MWh.

meses-de-junio

Y es que los ciclos combinados se han disparado en este mes. Ha sido de récord la producción de las centrales de gas. Y con ello, claro los precios suben. Menos mal que no ha habido tensiones con los precios del gas natural, a pesar del conflicto con Qatar, un histórico suministrador de España, pero que en los últimos meses ha dejado de hacerlo con tanta frecuencia por sus altos precios.

España está de récord. Negativo, claro. Ser el país más caro junto a Portugal no es una buena señal. Las escasas interconexiones eléctricas tampoco benefician porque no se aprovecha los bajos precios del resto de Europa. Y por supuesto, los impuestos a la electricidad tampoco ayudan. Es justa y necesaria una revisión del mercado. Solo hay que mirar los gráficos.